Politics

‘Cat lovers’ de Quito tienen sus propios refugios


Después de presionar el timbre -de esos antiguos- una puerta negra se abre lentamente. Es de metal y tiene un letrero. La caricatura de Ursus Teodoro da la bienvenida a las decenas de personas que a diario visitan Tres Gatos Cafetería Librería. Llegan ahí para desconectarse del ruido de la ciudad y sumergirse en el mundo mágico de los felinos.

Caricaturas y retratos de Ursus Teodoro y de otros gatos envuelven las diferentes paredes de este espacio cultural, creado para esa gente que, además sentir una conexión especial con esos animalitos, disfruta de la literatura, de un buen vino o de un exquisito café.

Esta última bebida tiene una particularidad; la sirven con la imagen de un gatito feliz y risueño.

Daniel Acosta es el administrador y mentor de ese espacio; es un amante de la literatura y, por supuesto, de los felinos. En casa tiene cuatro; uno de esos es Ursus Teodoro Daryl Targaryen Butler Pantera Negra. Los amigos pueden llamarlo Ursus Teodoro.

Los amantes de Tres Gatos nunca lo han visto cara a cara, pero saben que es simpático, ágil, misterioso e independiente, por todos esos retratos que su tutor también distribuyó sobre los muebles.

Antes de abrir las puertas de este emprendimiento, la idea era que Ursus Teodoro y sus ‘hermanitos’ recibieran a los visitantes, pero ellos no estaban listos para tantos mimos. Pronto Daniel desistió de esa idea, así como de adoptar a otro gatito para convertirlo en anfitrión. Al final no hizo falta.

La gente respira la presencia de Ursus Teodoro y con eso basta. Se sienten en casa, pues con solo cerrar los ojos pueden escuchar ese melodioso ronroneo que eriza la piel y abriga el corazón.

Esa experiencia, justamente, es la que Tres Gatos ofrece a la comunidad amante de los felinos que cada día crece más y más. Los ‘cat lovers’ se multiplicaron con la pandemia.

“¡Por suerte!”, dice Sofía Jaramillo, propietaria de Maneki, un ‘cat coffee’ ubicado en el norte de Quito. Ese lugar, además de cafés, galletas, pasteles y sánduches con formas de felinos, cuenta con un espacio diseñado especialmente para que personas de diferentes edades compartan un momento con los gatos; son ocho anfitriones.
Ellos disfrutan de la compañía de los humanos. Fueron entrenados para eso desde pequeños.

Hombres y mujeres, luego de servirse un bocadillo, se refugian en ese espacio para compartir tiempo y energías. Luego de intercambiar apapachos, los visitantes salen renovados, algunos con detallitos para sus felinos y otros, con un peludito entre las manos.

Y es que en Maneki nació con un propósito: ayudar a los mininos en situación de abandono. Para sustentar esa labor Maneki, tras 12 años dedicados al rescate de esos animalitos, abrió su tienda física en febrero de 2020, pero la cerró enseguida por la pandemia.

Reabrió en mayo de ese mismo año y en octubre de 2021 estrenó su cafetería. Sofía estaba recelosa; no sabía si era una buena idea emprender en tiempos de covid-19. Incluso frenó las adopciones porque temía que la gente los llamara por moda y luego los abandonara.

Pero la pandemia sigue, así como la necesidad de la gente de recibir amor puro y sincero, de ese que solo los peluditos pueden entregar.

“Estamos contentos. La gente está interesada en darles un hogar a esos animalitos”, menciona Jaramillo, una rescatista de corazón.

En 12 años de labor, por sus manos han pasado alrededor de 5 000 gatos. En 2020, 340 felinos encontraron hogar, mientras que, en el 2021, fueron 450 mininos los beneficiados. Actualmente, 57 gatitos buscan una familia responsable.

Quienes estén decididos a cuidarlos pueden ir a Maneki o Gatorium, otro ‘cat coffee’, ubicado en el sector de La Floresta.

El mentor de este espacio es Paúl Aguilar, un psicólogo que en marzo ‘trabajará’ con sus anfitriones para ayudar a niños en situación de vulnerabilidad. Ese proyecto se sumará al de la cafetería temática, que también cuenta con un espacio para que la gente comparta con los mininos. Allí una persona puede pasar hasta una hora. En ese lugar es bienvenida solo la gente amable y respetuosa.

Ya se sabe que son los felinos los que definen el momento para los apapachos. Están totalmente prohibidas las fotografías con flash.

Maneki

Este ‘cat coffee’ funciona en el edificio Centrum, en las calles Inglaterra E3-54 y República. Abre de lunes a sábado, de 09:00 a 19:00, y domingos, de 10:00 a 18:00.

Gatorium

Está en las calles Barcelona E13-30 y Pontevedra, La Floresta. Atiende miércoles y jueves, de 13:00 a 20:00; viernes y sábado, de 13:00 a 22:00, y domingo 12:00 a 19:00.

Tres gatos

Esta cafetería y librería está en la Tamayo N23-59 y Veintimilla. Abre de lunes a viernes, de 13:30 a 22:00; los sábados, de 09:30 a 22:00, y el domingo, de 13:30 a 19:30.



Source link

Leave a Reply

Your email address will not be published.